Métrica libre (o asalvajada, según se mire).

Y amor. Y dolor también.
Y soledad.
Y la luna, cada noche, plantada en mi cabeza.



miércoles, 23 de octubre de 2013

Nos mudamos a www.soymisstake.com




Nos mudamos... de piel!!!
 
Os espero a todos en www.soymisstake.com con nuevo proyecto y muchas ganas y nos estrenamos el día 31 a las 19:30h en Café Libertad 8 (C/ Libertad 8).
 
 
Hasta la vista!!!

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Ángel Robledillo en el Showcase!!



Nos vamos de concierto!!

Sí señor!!
Otro crack de las grandes letras estrena Showcase, 
el nuevo local de conciertos de Madrid que abre pisando fuerte.

Os dejo un vídeo por aquí,  


 y unos enlaces por allá.




Nos vemos el viernes?


sábado, 31 de agosto de 2013

Medio cuerpo de sirena

Diluvia,
y yo soy sólo sirena
de ombligo para arriba.

Cuánto persigo las marejadillas
para ser tan torpe…





Abro la boca bajo el agua
para pedirte que me salves,
pero no vienes
ni me salvas
ni me sale una sola palabra
mientras el agua me inunda los pulmones.

Quién tuviera branquias
en lugar de estas alas
que aquí abajo no sirven para nada...

Y yo quiero decirte
“¡sálvame, amor,
sálvame!”
pero no puedo.

Y tú vendrás a buscarme
cuando sea demasiado tarde
y quede sólo un cuerpo de sirena
(o medio cuerpo
de sirena para ser exactos)
y como siempre,
te darás por satisfecho.

sábado, 24 de agosto de 2013

El pescador

Cintura para arriba
el pescador no late.
Piedra su pecho, piedra.

Piensa con los ojos
y con las manos sueña
sirenas idas.

Despliega brazos por redes
y espera en la bajamar
algún descuido.

El pescador no quiere,
no puede,
no tiene.

Cebo muerto que mata.
Sólo piedra.
El pescador no puede.
Sólo anzuelo.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Café

Todo estaba igual
o casi.






 
El olor rancio a madera
de las tablillas del suelo,
el café recién hecho,
los croissants esperando pacientes
tras los cristales,
el jazz de fondo,
los libros con muchas manos
desordenados en las estanterías,
las mesas cojas,
las sillas de colores,
las lámparas de pie con cordoncillo,
los espejos antiguos
y ese aire
que se respira cuando
todo es posible
y que nos dijo al oído
"sólo vosotros podéis
mover el mundo".

Estaba todo igual
o casi,
incluso toda esa gente
que sirve para hacer bulto,
los carteles vintage en las paredes
entre pizarras y cuadros con relieves,
la bicicleta (reliquia)
y el reloj parado.

Estaba todo intacto,
igual
o casi
que cuando nunca estuvimos.

Y nadie moverá el mundo
si no volvemos.

sábado, 17 de agosto de 2013

Todo lo que me cupo

Como el niño que atesora piedras
guardé las calles,
el roce de tu espalda,
las carcajadas valientes,
caricias sueltas,
las miradas atadas
y algún sol.


Como el que protege con papel cebolla
guardé la lluvia de aquella tarde,
los bailes del aire entre tu pelo,
tus pies, un cactus,
dos tomates pelados
y un cigarrillo.

Como el que abrillanta plata
guardé las horas,
estiré las sábanas pensando en mañana,
desdoblé las comisuras de los labios
y ordené las pestañas
por orden alfabético.

Como el que ama de más
quise no dejarme nada.

Como el que teme perder-se
o ser robado,
como el que colecciona garantías,
como el que mira fotos para no olvidar.

Todo lo que me cupo lo guardé
como el que guarda y no sabe
que acaba de hacerse la maleta.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Gracias!!!!



¡Vértigo!
Más de 60.000 visitas a esta casa abierta de puertas y ventanas donde esta amateur de casi todo se despacha a gusto como si no la viera nadie…

Gracias por venir y por quedaros, por comentar, por compartir, por hacer vuestras estas piezas y llevároslas a vuestras historias con nombres y apellidos (desafortunado aquel a quien nunca le hayan ajironado el corazón…).

Sólo una cosa más: espero que después de leer alguna de mis piezas y permitiros sonreír, o llorar, o sentir  melancolía o pena o indiferencia, que todo vale, vayáis directitos a la cruz expósita que vive arriba a la derecha de vuestra pantalla, salgáis del blog, os vistáis vuestra mejor sonrisa y salgáis ahí fuera a compartir y recibir sin miedo, que es lo que de verdad importa. La poesía… es sólo poesía.

“Sólo el que busca tiene, sólo el que quiere puede”.

Millones de gracias por tanto calorcito, de todo corazón. 

martes, 13 de agosto de 2013

Qué más triste

Qué más triste
que abandonarme a la suerte
que yo misma pueda procurarme
y ya no velarme el sueño.

Qué más cruel
que no pedir revancha
ni explicaciones
ni exigir disculpas.


Qué más penoso
que no acordarte más,
ni más ya nada.

Qué cobardía
o qué arrojo,
mas qué sagacidad,
qué acierto el tuyo
abandonarme a mí misma
sin despeinarte,
y alejarte silbando
como el que no recuerda.

viernes, 9 de agosto de 2013

Y dejar de ser piedra

Dejar de ser papel en la pared,
un recuerdo con piernas.

Dejar de razonar como los buitres
como de respirar bajo las aguas.


Dejar de escribir versos
igual que el que vomita
y dejar de ser sombra.

Ya dejar de esperar a ser llamada
a las filas del hambre de algún hombre
mientras te sigo amando.

Dejar en vano de encender bengalas.
Dejar de perder tiempo en contar tiempo.

Y dejar de ser piedra
soñando con ser flor.

Y dejar de ser
una piedra triste
buscándote en la vida
que está dónde.

Súper héroe

No va a venirte bien
lo que te diga,
lo que de estar más loca,
te diría,
porque no es el momento
ahora ni nunca,
y por ser tú quien eres,
súper héroe.

No va a venirte bien oír
lo que a sabiendas
no voy a contarte.

Para no importunarte,
no voy a darte
una misión perdida.

Bastante tienes
con salvar el mundo.

miércoles, 7 de agosto de 2013

El sueño

Corro descalza entre calles pequeñas,
avenidas grandes,
oscuras,
luminosos,
algún chino de pie en alguna puerta,
gente riendo,
papeleras llenas.

Corro con prisa hasta encontrar tu puerta.
Ahora que no me hacen falta, llevo zapatos.

Con los dedos cruzados toco tu timbre,
y un perro dice ding dong, ding dong, ding dong,
y busca una farola,
y tú me abres, y ríes,
y lo cambias todo por ahora
mientras te muerdes el labio moviendo la cabeza,
dándome por perdida
teniéndome delante.

Y en ese preciso instante te someto,
te obligo,
por caridad,
a hacerme tuya,
ahora y para siempre,
y me arrancas del suelo
y esta pena.

Las flores de los tiestos nos aplauden
cuando mi gata me lame
y me despierta.

Si no fuera

Si no fuera porque me acabaré un día,
si no fuera.

Si no te perdiera en sueños cada noche,
si no fueran todas las mañanas el día en que te espero,
si no te esperara precisamente para que no volvieras,
si tuviera que darles la razón.

Si no fuera porque me acabaré un día
y ya nadie sabrá cuánto te quise,
si supiera lo que digo,
si estuvieras.

Si no fuera porque aprendí tu nombre,
si no fuera,
si tú no fueras tampoco.

Si no fuera porque me acabaré un día
y nada importa.

martes, 6 de agosto de 2013

Qué estarás mirando

Dentro aquí, meciéndome,
yendo y viniendo,
sin más quehacer que imaginarte ahora,
te imagino.

Imagino las sombras de tus sombras
vistiendo otras paredes,
tu cabeza moldeando generosa
otras almohadas,
tu espejo reflejando
cómo voy a saber lo que refleja,
lo que estarás mirando,
cómo voy a saberlo desde aquí,
desde esta jaula con la puerta abierta
que es tu ausencia,
cómo podría siquiera imaginarlo.

Yo, aquí, pensando qué estarás mirando
y tú,
y tú tan lejos…


lunes, 5 de agosto de 2013

El gato en la cuneta

Como el gato en la cuneta
o el erizo
o el corzo
o el conejo
o la paloma.



Como sus cuerpos inertes,
abandonados,
solos,
en un lado de la carretera.

Como los restos a los que nadie atiende,
que nadie recoge,
ni echa en falta,
ni reza,
ni homenajea.

Como la carne que vivió y ya no,
los ojos que vieron un mundo que ya no,
la prueba terminante de lo que fue y ya no
que a mí me encoge el alma
y me destroza,
porque a nadie le importa.

domingo, 4 de agosto de 2013

Vete aquí

Vete aquí teñido en estas tintas
del caudaloso y vano río de mi pluma,
confundido con otros,
con todos los mortales
que no le hacen a tu nombre justicia.

Vete y reconócete, esculpido en letras,
tan negro todo, sobre fondo blanco,

despojado el color de los matices,
diciendo tanto nada las palabras.

Vete aquí y ódiame en esta venganza
por traducirte a versos,
banalizado en versos que no valen,
que importarán igual de poco o nada
que lo que importaremos nosotros,
todos,
el día siguiente al último día.

Sin dramas

Quiero contarte, amor,
que hoy amanece un cielo diferente,
totalmente despejado, sin una nube.

Hoy, amor, más que ningún día,
la Tierra está suspendida y no se mueve,
como la sábana del otro lado de la cama
que permanece yerma,
deshabitada,
quieta,

 esperando contrariada y servicial
que vuelvas para abrigarte
y ver cómo me abrigas,
y me columpias,
y haces que me quieres.

Quiero contarte sin dramas
que te extraño,
cuánto extraño tus migajas,
el espejo en tus ojos,
la feliz sonrisa,
el roce de tu oreja
con mi brazo
en el abrazo mudo,
demoledor,
tu mano en mi barbilla,
la mirada colmada,
las moléculas chocando alrededor,
los bailes prohibidos,
el eco eterno de las carcajadas,
saber que estás,
barrer el suelo con tu cuerpo
y con mi cuerpo
juntos,
dormir contigo.

El dolor de quererte extraño,
amor.

Y herida de rodillas,
de la mano de nadie,
ahora que ya no empujas mi columpio
y no tengo miedo
porque la Tierra se ha solidarizado conmigo
y hoy no gira,
entiendo que es inútil
extrañarte,
pensarte,
olvidarte,
soñarte,
recordarte,
amarte,
odiarte,
escribirte, siquiera,
sin dramas de por medio.

Lo siento.
No me sale.

miércoles, 31 de julio de 2013

La transparente

Luna en cuarto menguante,
creciente mi cordura,
noche sin nana.

Escucho muy alto tu silencio.
No estás.

O soy yo quien no estoy
cuando no está mi cuerpo,
la transparente.

Muchas gracias por venir,
aunque me vaya.

domingo, 28 de julio de 2013

El abrazo nudo


Nunca,
jamás,
te ataría.
Nunca jamás.

Mataría,
sin embargo,
por ser la única mujer a la que abrazas
cuando duermes -conmigo-.

jueves, 11 de julio de 2013

Gravedad

Los recuerdos no nos sobreviven.

Se irán con nosotros, aunque nos hayamos creído dioses dándoles vida propia.

Se esfumarán, como si nunca hubieran existido.

Importantes o no, se desvanecerán todos a una, y ya nadie sabrá, a nadie conmoverán, no importarán ya nunca.

¿Alguien sabe si hay gravedad después de la muerte?

("Paranoia paranoide", Sarita, como si te estuviera oyendo…)




Albacea soy de mis recuerdos.

Custodio, vigilo y velo
las pruebas que te declaran culpable
de haberte importado algo,
alguna vez.

Lástima que sean huérfanas de padre,
que nadie vaya a reclamarlas
cuando yo falte,
y que, tristemente, sólo se sostengan
porque entre los que fuimos tú y yo
la gravedad no existe...
 

sábado, 29 de junio de 2013

El tiempo

Presente simple,
futuro descompuesto,
pasado de vueltas,
por pluscuamperfecto.

El tiempo,
aún,
no me ha puesto en mi sitio.

martes, 18 de junio de 2013

Eras invierno

(Quizá porque todas las estaciones
nos soprendieron sin ropa y sin piedad...)






Eras invierno en mi espalda,
desabrochando corduras
en todas mis razones,
tan carentes de botón
y cremallera.

Eras invierno en mi cuerpo,
hoguera sólo tus ojos,
la boca muda,
tu atención abriéndome
las puertas.

Eras invierno en mi esquina,
las hojas secas
vistiendo elegantes los adoquines
bajo la lluvia que se llevó
los “siempres”.

Eras invierno en mis letras,
renglones idos,
líneas escritas con tinta
propia de donante universal.

Dando vueltas a las cosas muertas
también recuerdo
que fueron tus manos leve primavera,
pero nadie te salva
(nadie me salva,
nadie)
de ser el invierno más duro
de mi historia.

Y sin embargo es verano
cada vez que te pienso.


domingo, 9 de junio de 2013

Sintigueando con Funambulista!


Reto conseguido! Hemos ajironado a Diego Cantero!

Impresionante directo, emoción a flor de piel.

No digáis que no comparto cosas bonitas...



miércoles, 5 de junio de 2013

Con la mirada fija en los cordones

Con la mirada fija en los cordones
de ni se sabe quién,
tan bien atados,
tan limpia y pulcramente entrelazados
que en nada me recuerdan
a mi vida.




Con la mirada fija o tan perdida
por no saber decir que has de perderme,
que he de perderte yo, por el bien tuyo,
que en nada nos compensa
un "berso" más.

Con la mirada puesta en esos lazos
confieso no saber atar corbatas,
no dejarme anudar en otros brazos,
no dejar de quererte,
y aun así

me obligo yo a mí misma a no mirarte,
a no amarrar mis ojos a los tuyos
más por tu bien que por el mío. Intuyo
que vas a estar mucho mejor
sin mí.

lunes, 22 de abril de 2013

Diez peniques

Diez peniques
son la vuelta
del festín.
Ni más ni menos.

Sin mantel
ni servilletas.
Con mucha prisa
y más hambre,
nos saciamos.

Seguiríamos comiendo,
si no fuera
por este empacho romano
a lo francés.

Nos deboramos, bocados
de sueños en vida, ganas
de atracarnos de amor
sin masticar.

Platos vacíos no más.
Pido la cuenta
y recogemos la vuelta
ya en el suelo.

Repartimos las monedas.
Ganas tú.

miércoles, 17 de abril de 2013

La garantía

Te regalo un mes
o como mucho dos.

Serás mi mayo-junio
si firmas aquí abajo,
y te haré feliz.
Te haré muy feliz, lo juro.
Te haré el hombre más feliz del mundo.

Te entregaré todo lo que ves
y creerás que es todo.

Te verás en mis ojos
y se saldrán los tuyos de las cuencas
cada vez que me mires.

Querrás tener diez manos
para amarrar mi cuerpo,
tres bocas
para comerme entera,
y cien vidas
para ponerlas todas a mis pies.

Viajaremos,
y será como la primera vez
que viajas.
Reiremos mucho.
Nos daremos calor.

Haremos planes,
y nuestros cepillos
se harán apasionados el amor
dentro de una vaso.

Te enseñaré a volar.
Sentirás la magia
y no habrá truco.
Sumarás a tu arco-iris
un color.

Te llenaré los bolsillos
con estrellas
de gravedad invertida
y flotarás,
y subirás al cielo,
y tocarás las nubes
junto a mí.

Se imantarán nuestras manos,
nuestros sexos.
Se buscarán nuestros ojos
como buscan el aire
los pulmones.

Te sentirás Arturo.
Pensarás que soy yo,
que llegué al fin,
que siempre fui,
que siempre me esperaste.

Y así será.

Seré yo,
sesenta días,
si firmas aquí abajo.

Pero cuando llegue julio
expiraré.

Será un golpe frío, seco.
Te faltará un color
y una sonrisa.

La prensa no hablará
del fin del mundo
ni dirán nuestros nombres,
pero todo te parecerá distinto.
Te sorprenderá que siga amaneciendo.

Te sacaré de un soplo de mi vida
y no lo entenderás.
No entenderás cómo lo hice tan rápido,
tan fácil;
Cómo es que salgo ilesa,
sin un rasguño.

Te preguntarás si me conociste,
cómo lo harás ahora.

No estaré cuando despiertes,
ni  mi olor.
Mirarás triste, condescendiente,
la taza con la que desayunaba.
Ya no me verás saltar sobre la cama
desvestida de pijamas imposibles.

No sabrás con quién estoy
ni dónde,
ni si mi voz calla
o ríe
o sufre,
ni si deberías buscarme.

No pintaré las uñas de mis pies,
no para ti,
y te castigarás pensando
qué hiciste mal,
qué no me diste;
cómo se vuelve ahí arriba.

Querrás odiarme y no podrás,
pero el solo intento bastará
para que me recuerdes.

Te habré devorado,
como devoraban los dioses
a sus hijos.
Habré acabado contigo
y con las que vendrán después que yo.

Y pasarán los años
y guardarás mi nombre y mi apellido
en caja fuerte
(no como los demás)
y sonreirás pensando,
ya con hijos, una esposa y un perro,
que pasé,
que tuve que pasar,
que pasó tal y como te avisé que pasaría,
como te aviso ahora.

Mi amor caduca.
Yo expiro.
La única garantía
es que no hay ninguna
garantía.

Puedes creer que así será
y salvarte,
o ser tú quien me salve.

Si firmas aquí abajo,
no hay vuelta atrás.


domingo, 14 de abril de 2013

"Quédate" de Funambulista

Próximo objetivo: ajironar a Diego Cantero.

¡No puede gustarme más!

Os dejo su último vídeo para que lo disfrutéis conmigo.

Abrazos múltiples.



miércoles, 10 de abril de 2013

"Ya no será", de Idea Vilariño

Descubrimiento espectacular...

Sin palabras...



Ya no 
ya no será
ya no
no viviremos juntos
no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa
no te tendré de noche
no te besaré al irme
nunca sabrás quién fui
por qué me amaron otros.
No llegaré a saber
por qué ni cómo nunca
ni si era de verdad
lo que dijiste que era
ni quién fuiste
ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido
vivir juntos
querernos
esperarnos
estar.
Ya no soy más que yo
para siempre y tú
ya
no serás para mí
más que tú. 
Ya no estás
en un día futuro
no sabré dónde vives
con quién
ni si te acuerdas.
No me abrazarás nunca
como esa noche
nunca.
No volveré a tocarte.
No te veré morir.

Escúchalo en este link: "Ya no" en YouTube

sábado, 6 de abril de 2013

Despedidas

Nunca he vivido despedidas de aeropuerto,
ni de estaciones de tren.

Mis adioses nunca son de cine.



Soy más de despedidas contenidas
entre un abrir y cerrar de ojos,
escondidas tras un “hola, ¿qué tal?”
(yo bien, ¿y tú?)
o llenando silencios, siempre cortos.

Unas veces se van
y otras les voy,
pero siempre soy yo la que se queda,
la que nunca se mueve.

En mi cama, una gata ronronea
y me promete
que se quedará conmigo para siempre;
Como si “siempre” existiera;
Como si aún le quedaran siete vidas;
Como si me estuviera diciendo la verdad.

Si no fuera porque nunca me deja dormir sola
le diría que sé
que también miente.

viernes, 8 de marzo de 2013

¡Salimos en Metrópoli!



Animándose todo el mundo al recital del miércoles!!

Entrada libre. ¡Comparte!

sábado, 2 de marzo de 2013

Recital "Trece" en Libertad 8



Último recital de "Sintigo" antes de la presentación de "InVersa".

Entrada libre!!

Te apuntas??
...

Se aceptan peticiones para el repertorio!!

: )

martes, 26 de febrero de 2013

Siempre supe

¡Eureka!
La canción de Andrés Suárez me recordó algo que escribí hace mucho y no lo encontraba. Me ha costado horas y revolver decenas de cuadernos, pero aquí está.
¡Qué cosas! ¡Qué entrañable me parece por sentirlo tan lejano, tan de otra!
Melancolía, quédate donde estés, que no te echo nada de menos... :)



Siempre supe
que tú no eras el hombre de mi vida,
pero ¿qué te costaba disimularlo?

¿Qué más te daba bajar la tapa,
escribirme al día siguiente
o acordarte
de llamarme por mi cumpleaños?

¿Tanto esfuerzo te llevaba
fingir que también pensabas
si nuestros hijos
tendrían tus ojos o mis ojos,
mis labios o los tuyos
o que igual daba,
porque serían guapos por ser nuestros?

Ni a mentir como Dios manda
te dignaste,
ni a jugar a que jugabas
(tonta yo, que te hice un cuento);
Ni me amaste (ni de lejos)
ni lo ocultaste,
ni volabas conmigo
ni te dejaste
enseñar.

Tú no eres de los que vuelan.
De los que aprenden tampoco.
Siempre lo supe.

Supe siempre
que tú no eras el hombre de mi vida…

aunque preferí hacerme la loca
y te quise igual -o más- que si lo fueras.

sábado, 16 de febrero de 2013

"No diré" de Andrés Suárez con Elia Velo




Siento como nunca he sentido
el vibrar de las cuerdas,
este sol sostenido.

Siento,
como siente un buen vino,
los años.

Ya que hablamos del tiempo
cuánto más hace falta
para no verte en mi cama
abrazarte la almohada.

No diré que no intento
enamorarme de otras
que imaginen mi cara
al besarme en la boca.

No diré “ya encontraré a alguien como tú”
porque quiero que me besen,
que me abracen siempre fuerte…
No diré “ya encontraré a alguien como tú”.

Siento cómo cae del cielo agua salada,
siento una ventana abierta
en esta celda que es tu cara,
en otros cuerpos,
siento,
lo siento.

Siento cómo te desmayas
viendo enamorados en los aeropuertos,
siento haberte dicho que te amaba
aunque era cierto.

Cierto que vi tu cara
en los hijos que no tengo.
Cierto que no me amabas.
Cierto que si había espejo,
ni mirabas.

No diré “ya encontraré a alguien como tú”
porque quiero un aguacero
de caricias y “te quiero”.

No diré "ya encontré a alguien como tú”
No puedo.

viernes, 15 de febrero de 2013

Mejor

Mejor así los dos.
Mejor que antes.

Menos mal
que el resto de “ojalás”
no se cumplieron.



Qué bien que nuestros ce uves
estén repletos de becas,
prácticas en otros cuerpos,
contratos de obra y servicio
en otras vidas.

Mucho más mejor así,
tú, yo y ahora.

Qué suerte
que tardáramos siglos
en encontrarnos.

Qué acertado que el destino
al que tanto maldecimos a deshora
nos encuentre justo ahora
que ya no nos queda nada
que aprender.

jueves, 14 de febrero de 2013

Desempaquetémonos! Feliz San Valentín!!

Este post ha vuelto a traerme de cabeza este año. Ya es costumbre.

Llevo días pensando que no puedo añadir nada al post de “San Valentín” del año pasado, pero sí, sí que puedo, y además quiero.

Quiero compartir con vosotros la cada vez más trabajada y preocupante incapacidad que tenemos para amar. Y no hablo sólo de Cupido en estas letras.

Hablo de querer a la gente por lo que es y no sólo por aquello para lo que nos sirve y cuando nos conviene, de la amistad leal, generosa y desinteresada, de enamorase de algo más que de un cuerpo.

Hablo de cuidar incluso cuando el sexo es sólo sexo (es el sexo de una persona, no lo olvides), de preguntarnos antes de actuar si podemos herir, de tener en cuenta las consecuencias de lo que hacemos más allá de lo que nos afecta.

Hablo de quitarle el polvo a las palabras que guardamos en el fondo del cajón, de reconocer que a veces también fallamos y de perder el miedo a expresar lo que sentimos y a sentirlo.

Hablo de que nos importe algo más que nosotros mismos, y de importarnos también nosotros, pero bien.

Ya sabéis que no soy mujer “de San Valentín y cumpleaños feliz”, no me gusta el “amor empaquetado” (miro a mi alrededor y veo más conveniencia, comodidad, interés, traición y temor que AMOR. Ese tipo de amor me da urticaria, mucha pena y nada de envidia, como comprenderéis).

Así que mi propuesta para hoy es la siguiente: ¡desempaquetémonos!

Desempaquetémonos para el cartero, la cajera del supermercado, el señor del quiosco y el frutero, para esa persona a la que no nos atrevemos a dirigirle la palabra, y sobre todo, para quien comparte la vida con nosotros, la familia, los amigos…

Recuperemos lo valioso, lo importante, la identidad con conciencia, el amor limpio, la entrega incondicional, y que no se nos olvide que además de un “yo” hay un “tú”, un “nosotros” y un “ellos”.

¡¡Que no se nos pegue el papel charol al cuerpo!!

No nos hace falta y nos priva del tacto natural, de entregar simplemente lo que somos.

Querer a alguien no es echarle el lazo. Es más bien quitarse el propio.

El regalo ya somos nosotros. Como alguien me dijo hace poco: “no les demos a los demás una oportunidad, démonosla a nosotros mismos”.

Feliz San Valentín, ajironad@s. 


martes, 12 de febrero de 2013

Temprano

No era pronto.
Ni tarde.
Era temprano
(que es completamente
diferente).

Y eso fue lo mejor
porque nos daba tiempo
para todo.

Para ordenar las perchas
sin ninguna prisa.
Para callar y no
precipitarnos.

Para probar quizás
a emborracharnos
y esperar que llegara
el unicornio.

No era pronto.
Ni tarde.
Era el momento.

Sólo necesitábamos
perder el miedo;
cerrar los ojos
y no desperdiciarlo.

sábado, 9 de febrero de 2013

Indomable

Fierecilla indomable,
gata que ronronea.
¿Quién la sabe?

Tigresa, colmillo fino,
zarpa que araña y rompe.
¿Quién la puede?

Animal de costumbres,
soledad que la vela.
¿Quién la quiere?

jueves, 7 de febrero de 2013

La sentencia

La culpa fue de un desalmado dios:
el que creó dos géneros
con sexo.

En el mismo principio de la historia
está su fin.



Nos condenó por siempre a disfrutarlo
otorgándonos a cada uno
una forma diferente de entenderlo
y hasta la incapacidad para sentirlo.

Comisionó a médicos y psiquiatras
para que lo recomienden por saludable
para cuerpo y alma;
básico,
fundamental
para estar vivo.

Y lo hizo placentero
con malicia.
Lo ideó bueno con saña,
para que creara dependencia
y hasta vicio,
nombrándolo
(primer sarcasmo de la historia
del hombre)
pecado capital.

En su creación macabra,
aún no contento,
ordenó que acelerara los latidos,
que hiciera a la piel sudar
y a la boca buscar la boca ajena;
que obnubilara la mente
y revolviera inevitablemente
el corazón.
Eso fue lo más cruel de todo.

Y se sentó a mirar,
ya complacido,
cómo arruinaba el amor
(propio y ajeno)
este placer caduco,
cómo enredaba la vida
de esta raza
que le permite dirigir el mundo
a su capricho.

En el último instante,
con el fin de eludir su crimen
inhumano,
el despiadado dios
nos dio cabeza:

“…y así sólo vosotros seréis
por siempre
los únicos responsables
de vuestros actos”.

En el mismo principio de la historia
está su fin.

lunes, 4 de febrero de 2013

Cementerio de picas

Esto que sólo se parece a un corazón
fue en otro tiempo campo de batalla
donde se libraban guerras
cuerpo a cuerpo.

Sudor y sangre regaban la tierra,
siembra de respiraciones agitadas,
ruidos de espadas y chocar de escudos.

Eso solía ser
cuando latía
esto que sólo parece
un corazón.

Ahora no es más que tierra baldía,
árida, seca,
cementerio de picas con cabezas
que sólo visita el viento
el día de muertos.

jueves, 31 de enero de 2013

Muerte al dragón

He visto a un dragón morir
entre mis manos.

Dejó de respirar y de escupir
su llama
atronadora
sin resistirse.

Se dejó ir.
Hacía tiempo ya que lo esperaba.

Decidió no mirarme,
cerró los ojos
para no reprocharme
que había fallado
yo,
que prometí cuidarle
toda la vida.

Ayer maté a un dragón.
Lo estrangulé
con estas mismas manos
que le pidieron más
y luego más
y nunca recibieron suficiente.

Me fui a la cama exhausta
(no se mata a un dragón todos los días).

Pero hoy al despertar
he tropezado
con un cascarón gigante
que latía
a los pies de mi conciencia,
donde no alcanzo.

No podía ser tan fácil…

Vuelvo a dejarlo todo
(que cada vez es menos)
por cuidarle.

No puedo no entregarme.
Me necesita.

Sólo depende de mí
que viva
o no.